miércoles, 30 julio, 2014
NOTICIAS LOCALES

Bajo lupa la educación y el futuro de los estudiantes latinos


Publicado en:   |   Actualizado en: February 24, 2014 at 09:04 AM

A pesar de que en años recientes se ha registrado un aumento considerable en el número de estudiantes hispanos en las escuelas públicas de Estados Unidos, menos de la mitad se gradúa de la secundaria, según datos del Centro Hispano Pew, radicado en Washington D.C.

El problema no es temporal y requiere una acción de largo aliento. Las estadísticas del Buró del Censo muestran que en el 2050 habrá 28 millones de alumnos de origen hispano en el sistema educativo. Esta cifra representará más de la mitad de los estudiantes en el país.

La disparidad en el número de alumnos hispanos que abandona los estudios frente a otros grupos étnicos que se gradúan y siguen estudios en universidades, escuelas técnicas y centros académicos de nivel superior, impacta en la participación ciudadana.

Este y otros asuntos de interés fueron analizados recientemente en Tampa por autoridades educativas y expertos sobre el tema. La reunión, auspiciada por el Hillsborough Community College, analizó en detalle el rol de los estudiantes latinos y afroamericanos.

Enrique G. Murillo, uno de los participantes de la reunión y profesor de la Universidad Estatal de California (CSU, por sus siglas en inglés), dijo que la crisis en las tasas de graduación escolar es incluso “más crítica” en el caso de los hombres.

“Y mientras que somos la minoría más grande del país, nuestros logros educativos no se están llevando con total entendimiento”, explicó Murillo, quien es también director de la organización no gubernamental Latino Education & Advocacy Days, adscrita a la CSU, en San Bernardino (California). “El problema es que no hay congruencia entre la escuela y el hogar. Asistimos a la escuelas con menos recursos y esto trae como resultado que las tasas de deserción escolar san más altas que los blancos”.

Murillo dijo que la crisis educativa afecta notoriamente las habilidades de los estudiantes y sus capacidades en cursos de mayor complejidad, como matemáticas y ciencias.

De acuerdo con los expertos, menos de cinco por ciento de los hispanos que se matriculan en la universidad se inscriben en un programa de ciencia o ingeniería. Esta deficiencia se debe en parte al pobre desempeño en la escuela secundaria.

Datos de la Fundación Hispanic Access muestran que los estudiantes hispanos suelen recibir unos 20 puntos menos en clases de ciencia o matemáticas que los estudiantes no hispanos. Como resultado, solo cuatro por ciento de estudiantes en 12º grado se consideran hábiles en números y siete por ciento en ciencias.

Murillo dijo que el bajo desempeño escolar se convierte en un obstáculo cuando los jóvenes hispanos postulan a la universidad. Agregó que para mejorar la situación es necesaria la participación.

“La educación es un derecho y no un privilegio. Nuestros hijos llevan el peso de esta crisis y es importante que nosotros la resolvamos”, indicó Murillo. “La educación es el imperativo económico de nuestro tiempo y es un asunto civil cuando hablamos de derechos. Nuestra puerta hacia un futuro mejor requiere un ciudadano que esté equipado”.

La brecha estudiantil que afecta a los hispanos resulta también en grandes diferencias salariales. De hecho, los alumnos que se gradúan de universidades y centros académicos superiores ganan en promedio más de un millón de dólares a lo largo de sus vidas en comparación con los ingresos de aquellos que no pasaron del nivel escolar o desertaron en la secundaria.

Murillo dijo que es importante alentar programas de motivación. Asimismo subrayó el papel de los los padres en la educación de sus hijos y la formación de líderes comunitarios.

“Hay mucho por hacer”, sostuvo Murillo.

Para comunicarse con nuestro reportero: jchavez@centrotampa.com o 813-259-8478

Tampa

Comments

Part of the Tribune family of products

© 2014 TAMPA MEDIA GROUP, LLC